Análisis por tamizado - El "patito feo" del laboratorio moderno

Con el equipo y el software adecuado, el análisis por tamizado es una técnica analítica que va más allá de proveer datos granulométricos rápidos, exactos y reproducibles.

Con el equipo y el software adecuado, el análisis por tamizado es una técnica analítica que va más allá de proveer datos granulométricos rápidos, exactos y reproducibles.
La preparación de muestras no es una ciencia exacta. Durante el submuestreo y la división de muestras pueden producirse errores debidos a la heterogeneidad del material en su composición o en la distribución granulométrica no aleatoria que normalmente ocurre como resultado de las fuerzas gravitacionales. Algunas muestras usadas para pruebas analíticas deben reflejar exactamente la composición del material a granel original. Si el material a granel tiene un tamaño de partícula inicial muy grande, es prácticamente imposible obtener una muestra representativa del mismo. En tal caso, el tamaño de partícula deberá ser reducido empleando métodos tales como la molienda o la trituración. El tamaño de partícula juega un papel principal en este proceso, por lo que el conocimiento adecuado de la distribución granulométrica es vital para asegurar que se cumplan los requisitos del muestreo, y con ello se alcance la calidad deseada en el producto. La técnica del tamizado resulta rentable con partículas cuyo tamaño es mayor de 75μ, aunque puede ser usada con algunos materiales de menor tamaño si el método puede ser validado. Asumiendo que se cumplan las normas relevantes para la aplicación y se disponga de un equipo limpio y bien mantenido en conformidad con las mismas, el tamizado brinda una medición exacta y reproducible de la distribución granulométrica de las muestras. (...)

Вернуться к обзору